TITLE

DESCRIPTION

Antananarivo, la puerta de entrada en Madagascar

Antananarivo, la capital malgache se abre al mundo así como a sus regiones por el aeropuerto internacional de Ivato. Ciudad de escala obligatoria de los turistas venidos del mundo entero, merece una visita aunque sea se corta duración.

Antananarivo, capital malgache

Los atractivos que merecen la vuelta allí

Aunque mayoritariamente, los turistas no quedan mucho tiempo en Antananarivo durante su viaje a Madagascar con viajes-madagascar.com, hay que notar sin embargo los puntos de interés de esta ciudad para los que tendrán tiempo de visitarla. Hogar de la historia malgache, las marcas del pasado son todavía bien visibles en Antananarivo. Empezando con el palacio de la reina de Manjakamiadana. Este palacio en reconstrucción está abierto al público desde unos momentos. Los turistas aprenden allí la historia del antiguo reino malgache al admirar el resto de esta época expuesto allí. Manjakamiadana está construido en una colina ofreciendo un panorama impresionante. Este último da una vista magnífica a casi todos los barrios de la capital así como a una extensión de arrozales. Sin salir de los alrededores del centro de la ciudad, cita en el parque zoológico y botánico de Tsimbazaza. Éste es una vitrina exponiendo muchas especies endémicas de Madagascar. La historia del parque tiene una relación con la del palacio de Manjakamiadana. A descubrir en el lugar. Además de estos dos principales atractivos, los visitantes pueden también ir al Lemur’s parc para descubrir los famosos lémures o visitar los diversos mercados artesanales de la ciudad, como el de Andravoahangy o de la calle dique para comprar unos recuerdos.

Mosaico de la vida diaria malgache

Encrucijada nacional de la población malgache, cada tribu de todas las provincias de la isla está presentado en Antananarivo. Aun los extranjeros como los indios y los chinos tienen allí sus barrios. Lo que convierte esta ciudad a un panorama general de la vida diaria malgache. Para saberlo más, un paseo a pie a lo largo de la avenida de la independencia uniendo Ambohijatovo y la estación de ferrocarril de Soarano merece la vuelta. Esta gran vía extiende detalladamente lindos clichés que tomar fotos. En sus dos lados, este bulevar está lleno de pabellones de mercancías, donde están vendidos diversos artículos yendo de los vestidos de calidades altas hasta las frutas y legumbres. La balada pedestre podría se puntuada por la admiración de unos cuadros de pinturas expuestos  a cielo abierto muy cerca del restaurante “le Glacier”. Jardines estuvieron acondicionados en medio de la calle para adornar el paseo. La avenida de la independencia acoge también el Ayuntamiento de Antananarivo así como unos edificios de estilo arquitectural atrayente.

Turismo Manía © 2014