TITLE

DESCRIPTION

Roma en un día.

Supongamos que tenemos la suerte de encontrarnos con un día libre en Roma y estamos dispuestos a aprovecharlo al máximo. Aunque Roma sea una gran ciudad, si aprovechamos bien el tiempo podremos disfrutar de algunos de los puntos más importantes de la ciudad, con solo un bono diario de metro y calzado cómodo.

Mañana.

El metro llega hasta la puerta del Coliseo. Allí se puede comprar el ticket de entrada sin haber reservado con anterioridad. Aunque suelen formarse colas para acceder a las taquillas, estas avanzan bastante rápidas. El Coliseo es una maravilla única en el mundo y es obligatorio pasar una par de horas disfrutando de las ruinas. La misma entrada da acceso al Foro Romano. Un entorno natural con multitud de restos romanos que resultarán inolvidables para cualquier visitante. En el resto de mañana se puede disfrutar del entorno, siempre nos quedaremos con ganas de ver más, pero las horas van pasando…

rom1

Mediodía.

Desde ahí podremos ir al Campidoglio andando en veinte minutos. Es una plaza con unas perspectivas únicas rodeada por museos. Hay que recorrer una escalera bastante larga, pero merece la pena. Junto al Campidoglio está el Monumento a Víctor Manuel II, que veremos al bajar. Desde allí se puede ir al Panteón en veinticinco minutos, incluso comiendo un bocata que compremos por la zona.

El Panteón es un lugar mágico, su interior es uno de los puntos más bellos del mundo. LA entrada es gratuita y se accede al momento. Merece la pena quedarse en su interior un rato y disfrutar de la magia que tiene.

Cerca del Panteón está la Plaza Navona con las famosas fuentes de Bernini y la Iglesia de Santa Inés de Borromini.

rom2

Tarde.

Desde allí podemos dar un paseo de media hora hasta Plaza España y sus curvadas escaleras. Un lugar siempre abarrotado que merece ser visitado y en el que nos podremos sentar un rato a descansar. A los pies de la Plaza hay metro, que se puede coger para apurar la tarde por la zona de Vía Quirinale, donde podremos visitar preciosas iglesias como la de Quattro Fontane o la iglesia de San Andrés del Quirinal.

Noche.

Cuando empiece a oscurecer, lo mejor es volver al centro y buscar un restaurante típico para cenar. Roma no cierra hasta tarde y si rebuscamos podremos encontrar un lugar no abarrotado y de buen precio en el que reponer fuerzas con un plato de pasta y revisar la cantidad de fotos que hemos realizado.

rom3

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Alemania Andorra Argentina Asia atenas Bangkok Berlín caribe Carnaval consejos Cuba Deporte desierto Egipto España Estados Unidos Europa Fiordos Francia grecia india Italia Juego de Tronos Londres Malta mexico nueva york Nueva Zelanda Paris peru playa Roma sudamerica superviajeros Tailandia tenerife turismo ushuaia Vaticano venecia viajar viaje viajes vuelo vuelos

Turismo Manía © 2017